Como ya sabemos, la miel es uno de los recursos naturales más utilizados por los humanos. La miel se ha convertido en un recurso importante para el tratamiento de heridas, dolor y enfermedades a lo largo de la historia. Actualmente, la apicultura es una de las actividades económicas más importantes en diferentes países. Esto último se debe a sus ricas propiedades nutricionales y potencial curativo. A continuación veremos las características más importantes de la miel de abeja.

Potencial antibacteriano

Debido a la presencia de inhibidores (peróxido de hidrógeno, flavonoides y ácido fenólico) en la miel, esta sustancia tiene importantes propiedades bactericidas. Estas propiedades también se deben a la presencia de glucosa oxidasa. Por ejemplo, el potencial antibacteriano de la miel puede ser importante en el tratamiento del acné y la exfoliación de la piel.

Fuentes naturales de antioxidantes

Los antioxidantes son sustancias naturales que evitan la formación de óxidos, lo que a su vez ralentiza la tasa de descomposición celular. En este sentido, el consumo regular de miel de abeja se puede utilizar como un suplemento dietético importante para prevenir enfermedades cardíacas, el sistema inmunitario y los procesos inflamatorios.

Edulcorante natural

La miel era el único edulcorante natural antes de extraer sacarosa y otras raíces, tubérculos y alimentos. Debido a sus ingredientes, como pequeños péptidos, flavonoides y enzimas, la miel puede usarse como edulcorante, pero no solo eso. Es un agente protector, cuando se usa en combinación con otros alimentos, no solo puede mejorar el sabor, sino también mejorar sus propiedades beneficiosas para la salud. Del mismo modo, la miel es un sustituto natural del azúcar refinada.

Contiene proteínas

La miel de abeja contiene enzimas y aminoácidos. Estos se derivan de las actividades de las abejas y, a veces, del néctar de las plantas. Las proteínas tienen un papel básico en el crecimiento y síntesis de diferentes tejidos. A su vez, los aminoácidos son la base de la producción de proteínas.

Potencial hidratante

La alta concentración de humedad de la miel no solo afectará su viscosidad, peso, sabor y color, sino que también es esencial para hidratar varias partes del cuerpo humano. Por la misma razón, se usa comúnmente como humectante para el cabello y el cuero cabelludo. Aquí es importante no exponer la miel a altas temperaturas porque se pueden perder sus propiedades.

Facilita la digestión

Cuando se combina con otros productos naturales (como el jugo de limón o la canela en polvo), la miel puede promover la actividad del sistema digestivo. Esto significa que ayuda a metabolizar los alimentos y a prevenir o reducir la indigestión en el estómago. También se ha atribuido a aliviar los síntomas de las comidas ligeras y la sensación de pesadez después de la saciedad. Por esta razón, también se cree que tiene las propiedades de prevenir el reflujo y ayudar a reducir la diarrea.

Alivio de la tos y del dolor de garganta

Del mismo modo, cuando se mezcla con otras sustancias (como el jugo de limón o lima), incluso pequeñas dosis de abejas, las abejas pueden aliviar el dolor de garganta. Debido a sus propiedades antibacterianas, también pueden ayudar a combatir este tipo de infección. Del mismo modo, la miel es reconocida como un remedio natural para la tos (sin embargo, no se recomienda para niños menores de un año).

Actividad antiinflamatoria

La aplicación de miel directamente a los músculos inflamados se ha utilizado como un poderoso medicamento antiinflamatorio, es decir, se cree que tiene las características de reducir la hinchazón muscular. Esto a su vez reduce el dolor causado por la inflamación en sí.

Y mucho más, seguiremos escribiendo más artículos sobre la miel, sus propiedades y beneficios en nuesta sección de noticias.

Scroll Up